Sectores de Trabajo

La población del área rural está principalmente ocupada en el sector agropecuario, con el 73% de la población económicamente activa. Le sigue la población empleada en el sector minero, la cual ha disminuido significativamente su importancia en los últimos años. El centro urbano más importante del área es Llallagua. En cuanto al PIB per cápita de la región el mismo alcanza los 577 $US contra el nivel nacional con un valor de alrededor de 983 $US, que permite notar una diferencia absoluta de 406 SU$ entre el nivel nacional y el regional. Perteneciendo a la zona interandina, con una topografía accidentada con presencia de cañones y quebradas. Con predominio de rocas volcánicas y sedimentarias. El territorio de la región cuenta una variedad de pisos ecológicos y microclimas con diversos ecosistemas forestales andinos con diversos paisajes en sus mesetas, planicies y laderas. En función de los diferentes rangos altitudinales que fluctúan entre los 4.800 hasta los 1.800 m.s.n.m. donde se diferencian tres pisos ecológicos a saber: Puna, Cabecera De Valle y Valle.
En la región norte potosina se produce una variedad de cultivos andinos y frutales; así como el desarrollo pecuario de camélidos, ovinos, caprinos y bovinos principalmente. No obstante esta relación otras regiones al entorno departamental y Nacional, el norte de Potosí tiene un potencial agropecuario limitado siendo factor importante para la pobreza de las familias – en su mayoría se constituyen pequeños productores campesinos. Al ser una región altamente vulnerable a los riesgos climáticos, especialmente a las lluvias; debido a sus características topográficas - de suelos - con sedimentación y diversidad de ríos y riachuelos, enfrenta muchos derrumbes y deslaves que afectan a su frágil sistema productivo e impiden un tráfico normal hacia sus poblaciones.

En base a lo expuesto y de acuerdo a los indicadores de desarrollo del INE del censo 2001, el IDH de 2004 y en relación al desarrollo del entorno departamental y nacional el “Norte de Potosí” es una las  regiones más deprimidas y pobres de Bolivia.

Las familias rurales de los municipios del Norte de Potosí, desde tiempos incaicos como estrategia de su vida, han cultivado diversas especies agrícolas y no agrícolas como el cultivo de la papa (Solanum tuberosum), oca (Oxalis tuberosa), papaliza (Ullucus tuberosus),  izaño (Tropaeolum tuberosum), por ello se considera a esta región como el centro de origen de los tuberculos nativos, quinua (Chenopodium quinoa), tarhui (Lupinus mutabilis); durante la época del coloniaje se introdujeron cultivos como la cebada (Hordeum vulgare), trigo (Triticum aestibum), haba (Vicia faba) arveja (Pisum sativum), centeno, maíz (Zea maíz), hortalizas y frutales, los mismos fueron distribuidos según su adaptación en los pisos ecológicos. Estos cultivos se constituyen en la base de la alimentación de las comunidades como la base fundamental de la seguridad alimentaria.

También los pueblos indígenas y comunidades campesinas han consumido especies nativas silvestres como la achacana, el yacon (Smallanthus sonchifolius), la ulupica (Capsicum eximium), el airampo y otras plantas medicinales que han formado parte de su alimentación y en la medicina.

Existen documentos de diagnósticos participativos realizados en los distritos del municipio de San Pedro de Buena Vista, donde se evidencia que en las comunidades, las familias manejaron una diversidad varietal de cultivos, en el mismo se menciona que se  hace evidente actualmente, que muchas variedades, ecotipos y/o accesiones de cultivos y de la flora nativa, se han perdido o están en peligro de extinción, en algunos casos la diversidad de papas por ejemplo, solo se conoce por el nombre, las familias ya no cultivan.

Por la excesiva parcelación de tierras, existe el deterioro de la fertilidad de los suelos, las restricciones de acceso al riego y al uso de tecnologías no apropiadas, los niveles de productividad son muy bajos y los precios desfavorables del mercado interno no los beneficia.

Con la asunción de mandato al gobierno presidido por el Sr. Evo Morales Ayma, en enero del 2006, ha planteado un proceso de cambio y transformación del país con una propuesta para el lapso de una generación, el mismo configura una Bolivia digna, soberana, productiva, democrática y participativa para que todos, bolivianos y bolivianas, “vivamos bien“. Para ello el 2009 se aprueba la Nueva constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, que se constituye en la norma madre del proceso de cambio.

Es importante señalar que los pueblos indígenas siempre han manejado los sistemas de la producción de alimentos, en el manejo de los suelos, el recurso agua, semillas,  los mismos mas bien por actores externos han sido ignorados y despreciados durante siglos, sin embargo, ellos han sobrevivido gracias a la persistencia del conocimiento de los abuelos quienes en cierta medida han ido transmitiendo de generación en generación los conocimientos del manejo de los recursos de la agrobiodiversidad que hoy en día es mas frágil, se ha erosionado mucho material genético, los suelos son mas pobres, que no se garantiza la producción por la presencia de factores climatológicos (sequia, helada, granizada).

En cuanto a cobertura de educación en el Norte de Potosí, existen 853 unidades educativas, que brindan servicios a 80 % de la población en centros urbanos y un 70 % en poblados rurales, abarcando los niveles primario y con menor cobertura el secundario. Llallagua cuenta con la Universidad Nacional Siglo XX, con sub sedes en Pocoata y Caripuyo; en Uncía está la sub sede de la Universidad Autónoma Tomás Frías y el Instituto Técnico Superior Industrial Agropecuario Simón Bolivar; Chayanta tiene una Normal.  En el extremo norte, no se cuenta con centros superiores de estudios ni de formación técnica.

La cobertura de salud, para los 243.011 habitantes,  se dispone 36 centros de salud, 96 puestos de salud, 2 Hospitales Básicos (Uncía y Llallagua); no existe en la región un Hospital General; debiendo trasladarse los de extremo Norte, hasta Anzaldo o Cochabamba; y los del Norte, a Oruro ó Potosí, para acceder a medicina especializada.

Los pobladores de la sub-región del extremo Norte, se vinculan principalmente con Cochabamba, a través del camino interdepartamental: Toro Toro - Acasio - Anzaldo – Tarata – Cochabamba. También de Arampampa, se vinculan a través de la carretera Capinota – Cochabamba; y, con Oruro a través de la vía que une Acasio – Sacaca – Bolívar – Oruro.

Los pobladores de la sub-región del Norte, se vinculan principalmente con Oruro, a través del camino interdepartamental: Llallagua – Oruro; con Potosí a través del camino Llallagua – Cruce Macha – Potosí, así también  con Sucre por la diagonal Jaime Mendoza (Oruro – Llallagua – Pocoata – Ocurí – Ravelo – Sucre).

Arampampa y Toro Toro, cuentan con pistas de aterrizaje para pequeñas naves, donde la avioneta de la “Misión Sueca Libre”, realiza vuelos regulares a bajo costo; coadyuvando al flujo turístico y de pasajeros; así como el traslado de pacientes con problemas de salud.

En los centros urbanos, existen servicios de telefonía, fax e Internet de ENTEL; y, en las áreas rurales existe telefonía rural, así como la comunicación por radio con SENATER.

 

Top